Mi primer año.

Mi primer año.

¡Hola! me agrada tenerte por aquí. Si vas a dejar algún comentario te agradecería mucho que no te saltaras ningún párrafo y que lo leas hasta el final.

Exactamente hace un año decidí registrarme en esta plataforma llamada WordPress. Y en dos, o sea el 19, es mi cumpleaños. No tiene nada que ver pero lo quería decir ¡já!

Al principio no sabía muy bien que quería con un blog.  Pero sabía que lo quería. Empecé a tener miedo, y no sé de qué. Cada vez que escribía algo por aquí sentía que no iba a gustar. Eran varios temas que quise abarcar y con conocimientos amplios de ellos. Escribí cosas interesantes y las eliminé por miedo. ¡Error!

Hubo unos meses que mi blog no tenía una buena apariencia y a una simple vista se podía percibir que no tenía un enfoque. Me alejaba y volvía a esta plataforma. A pesar de esa crisis de identidad que tuvo el blog (gracias a mí) tenía muy buenos comentarios. Personas muy amables y que les agradaba lo poco que aportaba. Incluso las vistas de mis posts me atraían bastante a seguir escribiendo pero a la vez me llenaban de temor. Read more

Para la mujer más hermosa del mundo.

Para la mujer más hermosa del mundo.

Para la mujer más hermosa del mundo.

MAMÁ

Con su amor abraza y me hace sentir confiada. Disfruto dormir en su cama y despertar en el calor de sus brazos.

Es mi mejor acompañante para una noche de comida y películas en casa, aunque se quede dormida.

Su dulzura y paciencia me han enseñado tanto. Ya no vive por ella, ahora lo hace por sus amados. Lo da todo sin esperar algo a cambio. Valora los abrazos y te quiero más que nadie. Read more

El agua de rosas imprescindible en tu rutina facial.

El agua de rosas imprescindible en tu rutina facial.

El agua de rosas es un producto cosmético %100 natural que como su nombre lo indica es a base de pétalos de rosas.

perf

El agua de rosas tiene propiedades anti-bacterianas, anti-microbianas y anti-inflamatorias; además, es rica en antioxidantes, convirtiéndose así en un producto excelente para reparar y tonificar la piel. Asimismo, mantiene el equilibrio del pH en la piel de forma natural y cierra los poros, lo que reduce las arrugas y las líneas de expresión.

¿Quieres conocer cómo puedes usarla y sus beneficios? ¡Sigue leyendo! Read more

En la soledad descubrí.

En la soledad descubrí.

Un día leí en una imagen:

“La soledad no es estar físicamente solo, es sentirse vacío, sin nadie.”

Me gustó la primera vez que la vi y en ese entonces hasta me identifiqué con ella. Pero de tantas personas que empezaron a compartir la frase y expresaban que se sentían identificados, me hastié. Y perdió el valor para mí.

Hoy años después recordando momentos angustiosos y donde la soledad me cubrió un poco la existencia, vuelvo a leer esa frase como la primera vez y le doy la razón.

Físicamente estaba rodeada de familia y amigos pero emocionalmente me sentía sola, abandonada y perdida. No me hallaba. No quería ver a nadie y que nadie me viera. Quería encerrarme en la habitación y llorar. Llorar por no sé qué cosa. Y es que mis ganas de llorar no venían de un amor fracasado, ni problemas económicos, ni tampoco una enfermedad. Era un vacío. Read more

¿Adiós o un hasta pronto?

¿Adiós o un hasta pronto?

Uno nunca está preparado para las despedidas, al menos yo no.Y como decirle adiós a quién seguías sacándole tema a la conversación para no irte todavía. Como decirle adiós a quién dejarle de abrazar era lo más difícil del día. Como decirle adiós a quién empezabas a extrañar después de cinco minutos de haber partido.

Uno nunca está preparado para verlo de nuevo. Y es que lo vi. De lejos lo vi; lo vi sonreír, lo vi reír a carcajadas, lo vi hablar, lo vi emocionarse, lo vi sonrojarse, lo vi hacer todo eso con alguien más de la mano.

Entiéndeme
Las despedidas me aterrorizan
Y la tuya, fue un golpe al corazón
Que al parecer, me dejó en una especie de coma Read more

Domingo constante.

Domingo constante.

Me desperté antes de lo usual y sentada en mi cama me pregunté por qué había decidido dormir con solo bragas y una blusa, mi habitación estaba helada. A penas era miércoles, pero yo lo veía todo tan domingo.

Mi guardarropa parecía que quisiera gritar de lo desordenado que estaba. Las hojas de mi diario rotas y por toda la habitación. Las fotos de una historia ya terminada aún colgadas en el tocador. Justo en ese momento me di cuenta que desde la semana pasada no me arreglaba ni me veía en el espejo. Read more